Muchas veces atravesamos situaciones que no sabemos muy bien como afrontar, otras veces existen estados de ánimo que nos impiden estar a gusto con nosotros mismo, por ello consulta cuando tengas:

  • Problemas del estado de ánimo: depresión, distimia (bajo estado de ánimo), baja autoestima, duelos y pérdidas, inseguridad, insatisfacción, bloqueos emocionales,intentos de suicidio.
  • Problemas de ansiedad: estrés, obsesiones, preocupación excesiva, ansiedad generalizada, crisis de ansiedad, ataques de pánico, fobias específicas, agorafobia y fobia social.
  • Problemas de relación: timidez, déficit de habilidades sociales, ira, agresividad, sumisión, dependencia, asertividad y acoso laboral.
  • Trastornos psicológicos: Trastorno Límite de la Personalidad, Trastorno por dependencia, TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), Trastorno bipolar.
  • Orientación profesional: dificultades profesionales, oposiciones, entrenamiento en habilidades para entrevistas de trabajo, insatisfacción laboral.

Realizar un tratamiento psicológico permite superar los problemas que nos limitan y potenciar nuestras capacidades y virtudes.
En ocasiones pedir ayuda resulta difícil. Pero la realidad es que hay momentos en la vida en los que es necesario contar con el apoyo de un profesional que nos ayude ante nuestras dificultades.


qrcode